Cinco animales regresaron a su hábitat luego de rehabilitarse en el Bioparque Vesty Pakos

Bolivia Nueva

El Bioparque Vesty Pakos del municipio de La Paz reinsertó a cinco animales a su hábitat entre enero y agosto. Una garza, un halcón, un aguilucho, un alkamari y un puma recibieron tratamiento de parte de biólogos, veterinarios y nutricionistas, informó el director de Empresas Entidades Públicas y Servicios, Martín Fabbri.

En enero, una garza colorada pecho castaño, que impactó mientras volaba contra un edificio del centro paceño fue curada y, luego de una semana, funcionarios de la Alcaldía y del Viceministerio de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos y Gestión y Desarrollo Forestal la regresaron a los arroyos pantanosos y con bastantes peces en los Yungas.

En marzo, un halcón aplomado de tres años de edad retomó su vuelo por el cielo de la urbe paceña luego de ser rehabilitado; lo soltaron en el Parque Urbano Central. Y en mayo, un aguilucho hembra adulta también voló libremente después de que un mes antes policías la encontraron aturdida en la calle Potosí del centro de la ciudad.

La segunda semana de agosto un Alkamari alzó vuelo nuevamente. Lo hallaron en la avenida Tejada Sorzano y pesaba por debajo de su condición adulta. Con cuidados de los guardafaunas del Bioparque Vesty Pakos subió de 600 a 800 gramos.

La última semana de agosto, tras 53 días de tratamiento, un puma encontrado dentro la cocina de un domicilio en Achumani, al sur del municipio de La Paz, fue devuelto a su hábitat. Estaba con niveles muy altos de estrés y deshidratación; de los 30 kilogramos que pesaba cuando ingresó al espacio edil, ganó masa muscular y aumentó a 35.

La Alcaldía de La Paz y el Viceministerio de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos y Gestión y Desarrollo Forestal firmaron el jueves un convenio para fortalecer el resguardo a la fauna y biodiversidad. “La alianza tiene el fin de que este trabajo de reinserción y programas de conservación de flamencos, las ranas gigantes del lago Titicaca y el cóndor andino que se ha ido realizando con apoyo informal, ahora sea formal y perpetuo”, destacó Fabbri.

Llegan animales de todo el país
El 1 de octubre de este año, luego de vivir como mascota y morder a una niña mientras jugaba en el municipio de Puerto Villarroel, en Cochabamba, un puma hembra ingresó al Bioparque Vesty Pakos. Este espacio edil cuenta con 22,4 hectáreas de extensión y acoge a más de 500 animales de 87 especies.