El primer ministro libanés, acusado de gastarse hasta 16 millones de dólares en regalos para su amante

El primer ministro libanés, Saad Hariri, se encuentra en el ojo del huracán tras descubrirse que pagó hasta 16 millones de dólares a Candice Van Der Merwe, una modelo sudafricana 23 años más joven y con la que supuestamente mantuvo una relación sentimental a pesar de que estaba casado desde 1998 con Lara al Azem, madre de sus tres hijos: Hosam, de 20 años, Lulua, de 18 y Abdelaziz, de 14.

Tal y como desveló el diario estadounidense «The New York Times», el ministro conoció a la maniquí en 2013, año en el que Hariri era líder de su partido político «Movimiento Futuro» y ella trabajaba en «The Plantation Club», un complejo hotelero situado en las islas Seychelles (frente a la costa de África) y famoso por acoger a «algunos de los hombres más ricos del planeta». En aquel año, Hariri era una de las personas más ricas e influyentes que amasaba una fortuna de unos 1.740 millones de euros, según la revista «Forbes».

Ese mismo año, la modelo recibió 15.299.965 dólares de un banco libanés y que utilizó para comprase una vivienda por 9,7 millones de euros en Ciudad del Cabo e hizo una transferencia de 2,48 millones a la compañía inmobiliaria de su padre. Unas actuaciones que hizo saltar las alarmas del fisco sudafricano, que inició una investigación para averiguar de dónde salía ese dinero.

La crisis económica a la que se enfrenta el país incrementa el enfado entre los ciudadanos con su primer ministro, que no entienden que se gaste millones de euros en regalos para su amante.

Vía: ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.