En caso de un rebrote de COVID-19, Revilla pide que el peso de la atención no recaiga solo en los hospitales ediles

Bolivia Nueva

El Alcalde Municipal Luis Revilla pide que, en caso de un rebrote del COVID-19, el peso de la atención a los infectados no recaiga solo sobre los hospitales municipales. La autoridad sugirió este jueves que también se habiliten los ambientes y unidades de terapia intensiva del Complejo Hospitalario de Miraflores.

La autoridad municipal dijo que no se debe ‘cargar’ toda la responsabilidad de la atención sanitaria a la Municipalidad paceña. Aseguró que los hospitales municipales La Portada y Cotahuma están preparados para atender una segunda oleada de la pandemia, pero eso no implica que sean los únicos hospitales que atiendan esta emergencia. Ambos nosocomios seguirán activos como ‘exclusivos’ para el coronavirus.

“Lo que no puede ocurrir es que esta vez se cargue todo bajo las espaldas del municipio, porque han sido nuestros hospitales municipales los que han estado atendiendo el COVID-19. Si hubiera una necesidad mayor, el Complejo Hospitalario de Miraflores tiene que, por su puesto, habilitar sus espacios y también sus unidades de terapia intensiva”, enfatizó la autoridad.

El Complejo Hospitalario de Miraflores está conformado por el Hospital de Clínicas, el Hospital de la Mujer, el Instituto Nacional del Tórax, el Instituto de Gastroenterología, el Instituto Nacional de Oftalmología (INO) y el Hospital del Niño.

Desde la llegada de la pandemia, la administración edil paceña habilitó los nosocomios La Portada y Cotahuma, que son de segundo nivel, pero con la implementación de unidades de terapia intensiva en ambos se prestó servicio que es propio de uno de tercer nivel y esa categoría está administrada por la Gobernación y el Gobierno nacional. La Municipalidad paceña también habilitó el Centro de Aislamiento COVID-19 para pacientes leves.

“Se ha determinado también que, de momento, el centro de aislamiento va a funcionar en el hospital de Cotahuma, como un lugar donde se va a atender a pacientes leves, si es que hubiera la necedad más delante de contar con otro espacio lo habilitaremos”, remarcó.

La autoridad paceña dijo que por ahora no hay una alerta sobre un eventual rebrote de la enfermedad. Espera que la próxima semana se retome la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de La Paz con las nuevas autoridades nacionales. “Estamos tratando de coordinar agenda para que eso ocurra en el peor de los casos la próxima semana”, refirió.