La exhumación de cuerpos con COVID-19 en el Cementerio General es posible solo con orden judicial

Bolivia Nueva

El Cementerio General de La Paz coordinó con las funerarias el entierro de cuerpos con COVID-19 y se cuenta con el aval de los familiares, afirmó en esta jornada el Alcalde Luis Revilla, a tiempo de aclarar que la solicitud de exhumación de cadáveres por parte de algunos familiares solo es posible con orden judicial.

“No hay posibilidad de hacer ninguna exhumación si no es con una orden judicial, de lo contrario está prohibido y se cometería un delito, no se puede tocar un cadáver porque es un delito”, precisó el burgomaestre en rueda de prensa. Desde ayer, un grupo de personas exige el desentierro de sus familiares que murieron a causa de coronavirus.

Revilla aseguró que el trámite para los entierros fue coordinado con las funerarias y los familiares. Se explicó que las inhumaciones son a perpetuidad por la emergencia sanitaria; además hay registro fotográfico del tratamiento que se dio a los fallecidos. “Si ellos requieren procesos de exhumación deben recurrir a la justicia”, reiteró el munícipe paceño.

“Entre julio y agosto atendimos alrededor de tres mil servicios en la necrópolis de la ciudad, ahora tenemos 20 personas disconformes, podemos atender estas solicitudes puntualmente”, afirmó al respecto el director de Empresas, Entidades y Servicios Públicos, Martín Fabbri. Los nichos están numerados y con ladrillos para que los familiares pongan lápidas y los visiten.

Mencionó que ya tuvieron una reunión con las dos decenas de familiares disconformes e instó a la reflexión porque hace un par de meses la ciudad de La Paz atravesaba una situación complicada por el coronavirus.