Semilla Capital: 400 pensiones de La Paz y Cochabamba recibieron los primeros incentivos de siete empresas líderes

Bolivia Nueva

La crisis sanitaria golpeó duramente a los pequeños negocios, entre ellos las tiendas de barrio y las pensiones. Sus emprendedores se vieron en la obligación de cerrar puertas y quedarse sin el sustento familiar.

La semana pasada, más de un centenar de pequeños restaurantes de Santa Cruz también fueron capacitados con temas sobre bioseguridad. En este segundo módulo de capacitación, se impactó a cerca de 150 dueños y dueñas de pensiones de Cochabamba y alrededor de 250 pensiones de La Paz.

La campaña tiene por finalidad expresa brindarles un capital semilla en productos e insumos, con el objetivo de que estos negocios familiares vuelvan a abrir y generar movimiento económico para su beneficio y de sus vecinos y clientes.

Cada una de las empresas diseñó un paquete de ayuda pensado exclusivamente para las pensiones y tiendas de barrio, que va desde crédito para celular y megas para promocionar sus negocios, hasta implementos de bioseguridad, productos para armar menús y abarrotes.

Más de 400 pensiones de La Paz y Cochabamba fueron seleccionadas para recibir los incentivos de siete empresas líderes del país. El miércoles pasado, se beneficiaron con un curso práctico y muy didáctico sobre temas de bioseguridad, para la protección de sus equipos de trabajo como también de los clientes.

La campaña se denomina “Semilla Capital. ¡Para crecer juntos!”, y está conformada por siete empresas líderes de distintos rubros como Coca-Cola, Embol, Grupo Venado, Viva, Unagro, BMSC, Alicorp y Sofía. Se trata de una alianza multisectorial sin precedentes, que busca sumar esfuerzos para lograr un efecto multiplicador en la economía de las familias de 1.600 Pymes y Emprendedores del país.

La pandemia ha afectado la economía de las empresas en diferentes niveles, pero a algunos sectores Pymes definitivamente mucho más. Cerca del 60% de las pensiones, sólo en Santa Cruz, cerraron sus puertas a causa de la pandemia y el confinamiento, siendo este rubro uno de los sectores más vulnerables y que en menos de tres meses vieron sus oportunidades y emprendimientos perderse de golpe. 

“Hoy más que nunca debemos escuchar y atender el llamado de auxilio de nuestros socios de negocios, de nuestros puntos de venta, de nuestra cadena de valor. Hoy es cuando debemos apoyarnos y juntos volver a levantarnos, volver a abrir nuestros emprendimientos, trabajar y crecer en conjunto”, afirman las siete empresas en el lanzamiento de la campaña.

En este contexto, las compañías ofrecerán capital estratégico para que los pequeños negocios puedan volver a operar y superar esta crisis. Embol, Coca-Cola, Sofía, Unagro, Alicorp, Banco Mercantil Santa Cruz, Grupo Venado y VIVA conforman este aporte empresarial conjunto, que beneficiará a alrededor de 1.600 dueños de tiendas y pensiones de manera directa.

El miércoles pasado, los beneficiarios recibieron una primera capacitación sobre bioseguridad, a cargo de la escuela gastronómica Manqa quienes compartieron las principales pautas en seguridad e higiere, durante la atención de clientes en negocios gastronómicos.

De igual forma, las empresas detallaron sus importantes aportes, con el fin de que cada pensión registrada en la base de datos de Embol,  recibia un stock de productos y servicios que le permitirá fortalecer su oferta comercial, disponer de canales digitales de comunicación para ampliar sus oportunidades de venta, así como acceder a créditos y financiamientos en condiciones favorables para invertir en sus emprendimientos.

“El sistema Coca-Cola, junto a las empresas líderes en su segmento que forman parte de esta campaña: SOFÍA, UNAGRO, ALICORP, BANCO MERCANTIL SANTA CRUZ, GRUPO VENADO Y VIVA, estamos decididos a brindar un marcado respaldo a las empresas familiares para impulsar una política de puertas abiertas. Insistimos, una vez más, en que solo es sostenible el crecimiento si es inclusivo. Y solo apoyando al pequeño y al mediano emprendedor es factible todo lo demás”, sostienen las marcas asociadas en la campaña.

“Sin iniciativas y apoyos privados, no hay crecimiento. Hay que crear las condiciones para que todos quienes forman parte del ecosistema económico del país, desde dentro y desde fuera, inviertan y confíen en un futuro mejor”, afirman.

“Nuestro principal desafío siempre será impulsar un modelo de negocios inclusivo y sostenible, con un fuerte compromiso de apoyo a cada emprendedor, a cada propietario de un negocio familiar, porque sabemos perfectamente que esas tiendas, esas pensiones, representan el sustento diario de cientos de miles de familias de todo el país”, concluyen las empresas que son parte de esta iniciativa.