Deimar, puro talento y bondad

Sueña con la Verde que ama

“Si algún día llego a ser grande, ayudaré a los niños huérfanos y madres solteras”, dice el joven talento boliviano que milita en Litoral.

Jeremi Deimar Mariaca Calle se lee en su cédula de identidad. Su nombre era desconocido hasta hace un par de semanas, cuando empezó a circular un videoreportaje de la cadena internacional de televisión NHK de Japón en el que aparece haciendo jugadas con un balón en una calle pendiente del barrio Pasankeri de La Paz, cerca de su hogar. Era 2017.

Nunca imaginó que ese registro audiovisual lo volvería famoso y hasta requerido por varios clubes del país y la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

¿Cómo llegó el milagro? Tras la divulgación del clip, fue entrevistado por la red Uno, que lo halló en el club de la Policía, Litoral. Ahí, contó su historia de sueños y metas a las que no ha renunciado gracias al apoyo de sus padres, una de ellas es vestir en algún momento la Verde del seleccionado nacional.

“Quiero jugar un mundial y apoyar a mi país. Me duele en el alma las críticas a la selección porque yo nací en esta tierra.

Siempre me pongo a llorar cuando la selección pierde, hace sentir mal”, contó en referencia a la reciente eliminación del seleccionado en la Copa América.

“Algún día quisiera llegar a mi selección nacional, sentiría un orgullo muy grande”, añadió “Chupete”, como lo llaman en la cancha cuando toca el balón, el único juguete que tuvo en su vida marcada por la precariedad.

Quizá por eso no solo destaca su talento deportivo, esa chilena que hizo a sus cuatro años y la otra que expone las veces que puede en sus entrenamientos, sino también resalta el lado humano de sus 15 años de vida.

“Si algún día llego a ser grande, ayudaré a quienes más lo necesiten, entre ellos niños huérfanos y madres solteras”, expresó.

La FBF ofertó al adolescente maravilla ser “la imagen de las ligas de desarrollo”. A la par, clubes del país le ofrecieron sueldo, estudios y formación deportiva. El tiempo dirá cuál es su destino.

16 comentarios en «Deimar, puro talento y bondad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.