Padres adoptivos, la «linda experiencia de dar y recibir amor»

Bolivia Nueva   

«Soy mamá adoptiva de dos hijos, una de 20 años y otro de 15. Mis hijitos ya están grandes. Ha sido y es una linda experiencia dar y recibir amor», relató a ABI, Marlene, quien actualmente reside en la ciudad de Cochabamba junto con su familia.

La entrevistada accedió a contar su historia utilizando un nombre ficticio. Recordó que ella y su esposo decidieron adoptar después de 11 años de matrimonio, tiempo en el que no pudieron concebir pese a que realizaron tratamiento médico.

«11 años intentando, no me podía embarazar. A mi esposo y a mí nos diagnosticaron ‘esterilidad sin causa aparente’, es decir que no había una causa para no poder concebir», detalló Marlene tras un profundo suspiro.

Ante esta situación, la pareja mantuvo firme su sueño de ser padres. Luego de realizar una serie de trámites adoptaron a una niña de tres meses de vida, quien ahora tiene 20 años, y tiempo después a un bebé de dos horas de nacido, quien acaba de cumplir 15. 

«Ser padres de familia es un mundo. Se aprende a ser mamá cada día. La niñez de mis dos hijos es una etapa inolvidable. En el kínder mi hijita era una niña inquieta y extrovertida», recordó con un gesto de sonrisa. 

Ahora, su hija mayor cursa una carrera en la universidad y su hijo menor está en la secundaria. Marlene resalta que ambos crecieron con valores que les inculcaron en un hogar donde nunca falta cariño y amor. 

«En nuestra familia hablamos el tema de la adopción con mucha naturalidad. Mi esposo y yo siempre supimos que al convertirnos en padres debíamos revelar los orígenes a nuestros hijos desde que llegarían a casa», comentó.

Marlene detalló que ella y su esposo lograron adoptar a sus dos retoños hace 20 y 15 años, respectivamente, gracias a un programa social y a la Ley Nº 2026, que estaba vigente aquella vez y contemplaba la modalidad de familia sustituta.

«Es así que nosotros hemos tenido a nuestros hijitos desde bebecitos. Ha sido una experiencia bien linda porque si bien el trámite ha demorado un poco, pero ya estábamos con nuestros hijos», añadió.  

Hay 5.689 niños, niñas y adolescentes que están acogidos en 180 centros

En una entrevista con ABI, la directora general de la Niñez y Personas Adultas Mayores del Ministerio de Justicia, Ninoska Durán, informó que, según datos de 2019, en Bolivia al menos 5.689 niños, niñas y adolescentes están acogidos en 180 centros públicos, privados y de delegación mixta.

Sin embargo, no todos esos niños, niñas y adolescentes están en situación de adopción, pues hay casos que ingresan a un centro de acogida por razón de violencia o maltrato y pueden ser reintegrados a su entorno familiar.  

Duran indicó que en caso de que los padres bilógicos incumplan su rol de proteger, cuidar y amar a su hijo, las autoridades gubernamentales deben garantizar al menor una familia sustituta, como establece la Constitución Política del Estado (CPE). 

«Lo más importante para nosotros, como Gobierno nacional, es garantizar un ambiente familiar al niño (a). Si no ha podido cuidarlo su familia de origen, tenemos que buscar la alternativa de tipo familiar», remarcó.

Según la autoridad, un niño no debe permanecer «más de un tiempo razonable» en un centro de acogida, debido a que se demostró que es un lugar que «produce efectos adversos en el desarrollo integral» del menor, con el paso del tiempo.

«Los centros de acogida solamente son transitorios (…), pueden brindar condiciones mínimas como techo, salud, educación, vestimenta, pero no, son modelos de colectivos que nunca van a ser igual que una familia», aseveró.

En ese marco, la Directora General de la Niñez y Personas Adultas Mayores destacó la voluntad del actual gobierno de apoyar políticas que coadyuvan en la cultura de adopción en el territorio nacional.

Una nueva la Ley permite agilizar las adopciones en Bolivia

Artículos de la Ley N° 548 del Código Niña Niño y Adolescente fueron modificados mediante una norma que fue promulgada por el presidente del Estado, Luis Arce Catacora, el 29 de abril del presente año. 

Con esa norma modificatoria se establece tres meses, como plazo máximo, para el trámite de extinción de autoridad, explicó la viceministra de Igualdad de Oportunidades, Miriam Huacani, en vísperas a la promulgación. 

La norma que modifica artículos de la Ley N° 548 fue elaborada por el Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional para permitir procesos de adopción rápidos y seguros, según datos de esta cartera.

Aquella vez, la vicepresidenta de la Asociación de Familias Adoptivas, Ruth Acochiri, manifestó sentirse contenta por la promulgación de la normativa, que permite garantizar el derecho a la familia a niños que se encuentran en indefensión y necesitan un abrazo en centros de acogida.

«Tenemos la necesidad de luchar por niños y niñas, con ellos se da la promulgación que es un hito histórico, son más de mil familias que quieren adoptar», expresó entre lágrimas y la voz entrecortada.

Según datos del Ministerio de Justicia, las modificaciones están orientadas a aspectos como los requisitos respecto a la edad de los solicitantes de adopción (la misma que se amplió a 60 años), el control y seguimiento a los procesos de filiación judicial, y la extinción de autoridad paterna y/o materna de niñas, niños y adolescentes en acogimiento institucional.

La Directora General de la Niñez y Personas Adultas Mayores indicó que entre los principales requisitos para adoptar están los certificados de nacimiento, matrimonio, antecedentes penales, además de croquis de domicilio, un curso de preparación y una valoración biopsicosocial.

Con información de Maribel Condori Monrroy / ABI