Resíduos patógenos de pacientes con COVID-19 son recogidos bajo estricto protocolo

Los residuos patógenos de las personas que se han contagiado con COVID -19 son recogidos por el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) bajo estrictas medidas de bioseguridad, siguiendo un protocolo establecido.

El servicio está habilitado desde el 17 de marzo. Cuenta con una furgoneta, más cinco obreros y técnicos de la empresa La Paz Limpia que fueron capacitados con el apoyo de la Secretaria Municipal de Salud Integral y Deportes (SMSID).

“Al momento estamos recogiendo residuos patógenos de siete centros hospitalarios que tienen o han tenido pacientes con la enfermedad (COVID-19)”, informó hoy el director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Rubén Ledezma.

El Director de régimen penitenciario, Clemente Silva, y el Director del SIREMU, Ruben Ledezma, hablan sobre los trabajos de limpieza y fumigado en el centro penitenciario de San Pedro#LaPazSolidaria #QuédateEnCasa

Posted by Gobierno Autónomo Municipal de La Paz on Friday, April 3, 2020

El grupo cuenta con equipos de bioseguridad como el traje, máscaras y desinfectantes; al igual que el vehículo tiene medidas de seguridad sanitaria.

Dos operarios se encargan de recoger los patógenos de hospitales y centros de salud. El protocolo indica que cada paciente debe tener su propio tacho de residuos, el cual debe ser sellado y desinfectado antes de que lo recoja la persona que atiende al paciente.

Esta persona debe poner esta bolsa en una segunda bolsa, la cual debe también ser desinfectada antes de entregarla al personal de aseo.

Este personal de La Paz Limpia al momento de recoger la segunda bolsa la pone en una tercera bolsa que, de igual manera, debe ser sellada y desinfectada antes de ser depositada en el relleno sanitario de Sak’a Churu.

Este protocolo es estricto porque -explicó Ledezma- estos residuos son altamente peligrosos.

“Pasamos por los hospitales con la furgoneta, que luego es desinfectada permanentemente junto con los residuos una vez acopiados. Luego se procede a la minuciosa desinfección del personal”, indicó la autoridad.

Los desechos son trasladados al relleno transitorio de Sak’a Churu donde son tratados con “estrictas medidas de seguridad” y confinados en celdas especiales para residuos patógenos en los que son enterrados.

“Nos queremos diferenciar en su manejo por el riesgo que representa en su manipulación y por su metodología que es la misma que se utiliza para patógenos. En su disposición final los trabajadores desechan sus trajes tybek (protección contra sustancias inorgánicas) junto con los patógenos. Por último, las botas, guantes y mascarillas son esterilizadas al concluir el trabajo”, explicó Ledezma.

El director del Siremu enfatizó que al no existir en el país un protocolo base para tratar los patógenos con COVID-19, la Municipalidad diseño uno propio para dar seguridad al personal.

“Ahora ya estamos con el problema de que están empezando a aparecer más casos, entonces estamos equipando más a nuestra gente. En esta cuarentena hay gente trabajando por ti, quédate en casa”, enfatizó Ledezma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.