Videollamadas facilitan el contacto de familiares con pacientes Covid-19 en hospital Cotahuma

En el Hospital Municipal Cotahuma, las personas que quieren visitar a sus familiares internados por Covid-19 toman contacto mediante videollamadas que hay al ingreso del establecimiento de salud, pues no se puede ingresar a los ambientes por resguardo de la salud.

“Las videollamadas se hacen los lunes, miércoles y viernes, a partir de las tres de la tarde hasta las cuatro y media (16:30). Se realiza por orden de llegada de los familiares y son entre 10 a 12 videollamadas por día. Se trata de abarcar a todos los pacientes que están internados”, informó el responsable de consulta externa de este nosocomio, Alfredo Salinas.

El Hospital Municipal Cotahuma cumple este martes un año como hospital centinela para la pandemia, es el segundo, después de La Portada, que presta servicio exclusivo para la enfermedad.

Tiene una cabina con paredes de vidrio a la izquierda de la puerta de ingreso al área de los consultorios en la planta baja, a unos 10 metros de la reja o puerta de calle de este hospital, donde instalaron el comunicador visual que funciona con una computadora que está sobre un escritorio, junto a una silla.

A las 15:00, la enfermera encargada del servicio abre la puerta y convoca al familiar que está primero en la lista y lo acompañan hacia la cabina. Mientras que en la sala de los pacientes internados, otra enfermera facilita la conversación mediante una tablet.

Desde la cabina, Erika conversa con su esposo. “¿Cómo estás?”, pregunta la mujer de 45 años de edad a su pareja, Fernando, de 49, quien fue internado hace dos días. Para ella, ver a su esposo le tranquiliza, aunque quisiera hablar con él todos los días. “Viendo su semblante, su cara, como está, es un alivio para los familiares”, afirmó la mujer después de conversar por tres minutos con el padre de sus tres hijos.

La iniciativa de comunicación surgió en octubre de 2020. Los dos primeros meses, la comunicación se realizaba por handies o intercomunicadores de radio y en diciembre se dio paso a las videollamadas. Esta nueva modalidad fue altamente alentadora para los enfermos, relató Salinas. “Al hacer la videollamada se logra que el paciente, al tener contacto directo, visual con el familiar y al escuchar su voz, se motiva”, agregó.

Hasta mayo de 2021 se tuvo un periodo de prueba piloto y en junio la demanda de comunicación se incrementó, aseguró el encargado de sistemas de este centro hospitalario y autor de esta iniciativa, Óscar Illanes. “La demanda se incrementó al inicio de esta tercera ola, hace un mes vinieron muchas más personas”, sostuvo.

En el ingreso y en la parte derecha, también instalaron una segunda cabina exclusiva para que el médico informe a los familiares sobre la evolución y estado de salud de los pacientes internados.

Salinas informó que Cotahuma reporta 42 contagios, entre médicos y enfermeras. “Al inicio, cuando no éramos un hospital Covid, hemos tenido un contagio de personal que llegó a unas 30 personas. Pero después, en la segunda ola, un contagio mínimo de 10 personas y en esta tercera ola ha reducido a dos personas”, remarcó.

Aseguró que el personal usa el Equipo de Protección Personal (EPP), con tres pares de guantes, un par de nitrilo y dos de látex; un par de cubre calzados, un gorro, un barbijo, una bata y un mameluco que cuenta con otro par de botas, a veces integrados. “A parte, utilizamos unas mascaras faciales completas y que son conocidas como full face”, agregó.

Salinas explicó que el personal médico y las enfermeras deben bañarse al salir del área “roja”, donde están los pacientes con coronavirus y deben cambiarse de ropa para ir al área “verde”, donde no hay contagiados y se encuentran los laboratorios.

Hasta la fecha, en Cotahuma se atendió a 738 pacientes contagiados y actualmente hay 19 en los pisos de internación y cinco en la Unidad de Terapia Intensiva.